Pais Once, el barrio en Internet
  Home
  El Barrio
  Fotos
  Historia
  Indice comercial
  Espacios verdes
  Trenes
  Subtes
  Colectivos
  Información
  Cómo ubicarse
  Encontrar caminos
  Acerca y contacto
  In English


Invasiones Inglesas

Hacia fines del siglo XVIII Inglaterra gozaba de un fuerte desarrollo económico con gran expansión industrial por aplicación de la máquina a vapor en gran escala. Con la necesidad de encontrar otros mercados para su pujante comercio y con la errónea idea que los hispanoamericanos aceptarían cambios en la dominación, llevó a cabo dos invasiones al virreinato del Río de la Plata.

Contaba para ello con una fuerte estructura naval que daba fuerza a sus deseos de expansión colonial. Otro factor que también influyó en las ideas expansionistas británicas  fue la enemistad con España. Inglaterra tuvo conocimiento que Carlos IV (rey de España)  y Napoleón habían firmado un tratado secreto de no intervención en la guerra y por tal motivo decidió capturar cuatro fragatas españolas. Este hecho hizo que España le declare la guerra a Inglaterra, aumentando la enemistad entre ambos países.

Primera Invasión

Una escuadra Inglesa bajo el mando del General William Carr Beresford integrada por alrededor de 1600 hombres, entre los cuales se encontraban el batallón del Regimiento 71 de Rifleros Escoceses, con esposas de soldados y niños, se dirige al Río de la Plata. En junta de guerra y en contra de la opinión de Beresford de desembarcar en Montevideo por ser puerto de aguas profundas en península angosta, se decide desembarcar en Buenos Aires, entre otros motivos por ser Capital del Virreinato.

El 25 de junio de 1806 la escuadra desembarca en Quilmes, y venciendo una débil oposición ordenada por el virrey Sobremonte (quien escapó a Córdoba), se dirige hacia Buenos Aires tomando el fuerte de la ciudad dos días después por rendición sin resistencia.

Juan Martín de Pueyrredón (criollo) intentó el 1° de Agosto la recuperación con un escuadrón de setecientos gauchos pero estos hombres fueron fácilmente vencidos por Beresford.

Santiago de Liniers y Pueyrredón se trasladaron a Montevideo, para organizar la reconquista. Liniers le solicitó ayuda al gobernador Pascual Ruiz Huidobro, la cual fue concedida.

Pueyrredón regresó antes que Liniers para proteger a las fuerzas que debían llegar. Contaba con unos 600 hombres que ya se habían estado preparando, aunque no tenían instrucción suficiente, por lo que Beresford ordenó atacarlas siendo vencidas fácilmente.  Pueyrredón se salvó y se dirigió al encuentro con Liniers.

Santiago de Liniers, desembarcó el 4 de agosto de 1806 en medio de una neblina y tormenta que lo favoreció. Desde los Corralesde Miserere intimó a rendirse a Beresford, quien respondió que "se defendería hasta donde la prudencia le aconsejara".  El 12 de agosto Liniers reconquistó la ciudad.



Segunda Invasión

Los ingleses desembarcaron en la costa oriental para tomar Maldonado, esperar refuerzos  y luego conquistar Montevideo. Sobremonte envió algunos milicianos y  huyó al interior de la banda oriental (luego fue detenido para ser juzgado por haber huído dos veces). Desde Buenos Aires salió el primer auxilio de 500 hombres a cargo de Pedro Arce y a los pocos días otro de 1500 hombres a cargo Liniers. Para ese entonces los invasores ya habían tomado Montevideo por lo que Liniers dispuso el regreso para organizar la defensa de Buenos Aires. Los ingleses ya dominaban Maldonado, Montevideo y Colonia.

El 30 de junio de 1807 la escuadra inglesa bajo el mando del General John Whitelocke desembarcó en Ensenada y se dirigió hacia Buenos Aires, llegando a los Corrales de Miserere. Liniers llegó y fue derrotado  el 2 de julio de 1807. Se refugió en una casa en la que pasó, según él, "la noche más triste de su vida" considerando todo perdido. Whitelocke permaneció en Miserere.

Al día siguiente se preparó la defensa. Liniers desde Chacarita formó una columna de  hombres con los dispersos de Miserere y se puso otra vez al frente. Se establecieron dos líneas de defensa más otro núcleo. Para la defensa participaron también todos los integrantes de las familias residentes en Buenos Aires arrojando proyectiles desde las casas e incluso agua caliente. Las fuerzas recuperaron la ciudad venciendo a Whitelcoke, quien fue enjuiciado militarmente y considerado inepto. El 18 de mayo de 1808 Liniers a quien se le atribuyeron los triunfos, fue nombrado virrey por  la corte de España




Fuentes históricas consultadas
Curso de Historia Nacional por Alfredo B. Grosso Edición 1934
Curso de Historia Argentina por José Carlos Astolfi Edición 1949








Copyright   2004  2009 - País Once - www.paisonce.com.ar